Holanda abierta

En este artículo, Max Bautista Perpinyà (twitter @oliviodare) nos habla sobre el concepto de Ciencia Abierta (Open Science) y como está transformando la investigación científica en los Países Bajos.

Photo by AC Almelor on Unsplash

A cualquier mediterráneo que llegue a los Países Bajos seguramente le sorprenderá las inmensas ventanas de las casas de los holandeses. Las persianas aquí casi no existen, y las cortinas no suelen estar corridas;  en el norte simplemente se abren al exterior para cazar los pocos rayos de sol que les llegan. Cuando andas por las calles de Utrecht, Maastricht o Den Haag puedes echar un ojo dentro de las salas de estar de los vecinos: los puedes ver cenar, mirar la televisión, o hablar en familia. Cuando llegué, me chocaba poder ver las intimidades de los demás, y que ellos no tuviesen reparo en recogerse en casa. Viniendo del sol ardiente, me sorprendía la transparencia con la que viven los holandeses.

Coincidencia o no, consecuencia o no, la ciencia en Holanda sigue este patrón de transparencia y apertura. Hay un movimiento creciente dentro de las universidades holandesas que promete cambiar el hacer de la ciencia. A día de hoy, en todo el mundo pero sobretodo en Europa, el movimiento de Open Science está ganando terreno. ¿Qué es el Open Science (OS)? El movimiento del OS es el abrir puertas y ventanas en la ciencia, con el objetivo de mejorar la transparencia y honestidad en la investigación. Seguro que muchos sois conscientes del incremento en el número de revistas de Open Access (OA), que no tienen precio de suscripción. Con el surgimiento de revistas electrónicas no impresas, los costes de producción bajaron y el modelo cambió. Así, cualquier persona puede acceder a los productos de la investigación. Gracias al OA, el coste de suscripciones, que normalmente asumen las bibliotecas universitarias, se ha reducido considerablemente.

Pero OS no es solo OA. Open Science es un movimiento cultural dentro de la ciencia. En respuesta a problemas de replicabilidad, a la gran presión para publicar (mucho, rápido y con impacto, la versión académica del bueno, bonito, y barato) y a una temida inestabilidad laboral, las nuevas caras de la investigación anhelan una ciencia basada en el trabajo cooperativo, la honestidad en la información científica y la transparencia sobre conflictos de intereses. En vez de la competitividad agresiva, jóvenes científicos de todo el mundo quieren devolver a la ciencia los valores que se suelen llevar por bandera: objetividad y búsqueda desinteresada de la verdad. En mi opinión, además de esta retórica romántica sobre la ciencia, el movimiento de OS brilla sobretodo porque estimula a poner la comunidad por encima del individuo. El progreso colectivo en vez del triunfo personal. La colaboración, no el h-index.

Si eres científico y te atraen estos valores, tal vez Holanda sea tu lugar. Si ya estás aquí, el sitio perfecto para empezar son las ‘Open Science Communities’ (OSC). Estés donde estés en los Países Bajos, a día de hoy todas las universidades holandesas ya tienen su propia ‘community’. Estas organizaciones de base las forman los propios investigadores, y agrupan a científicos de diferentes campos y facultades. Las OSC organizan jornadas informativas, journal clubs, simposios, workshops, etc. Estas comunidades hacen precisamente eso: crean una sensación de pertenencia que muchas veces se pierde dentro de la jungla competitiva del mundo académico. Las OSC juegan un papel similar a los grupos de investigadores españoles en el extranjero. El CENL de Holanda, como el CERU de Reino Unido sirven para agrupar aquellos expats científicos que nos hemos decidido juntar para construir una sensación de comunidad. Y además de esta ‘sensación’, los encuentros de OS y de los expats españoles sirven también para compartir herramientas y enseñanzas.

La semana pasada fui al simposio de la Faculty of Science de la Universidad de Utrecht y aprendí no sólo sobre valores abstractos, sino también sobre iniciativas concretas. Por ejemplo, el e-labjournal, protocol.io o GitHub como herramientas para compartir código y métodos experimentales; la gran lista de recursos de Mozilla; las máquinas industriales construidas en open source de Global Village Construction Set; o la WorldWide Protein Data Bank de los biólogos moleculares. En un solo día fui bombardeo con links, información y recursos. Pero yo, como no construyo ni máquinas industriales ni pipeteo moléculas (ya no, ahora me dedico a estudiar Historia de la Ciencia), seguramente no usaré muchas de estas herramientas. Sin embargo, las charlas me hicieron reflexionar. Estas comunidades sirven para que cada uno traiga lo que conoce y se lleve lo que quiera. El fórum que crean estas OSC incita a aprender cómo cada uno de nosotros podemos entreabrir nuestra propia ciencia.

Dentro del mundo del OS hay mucho de lo que aprender y aplicar en esta época digital. Si estás en Holanda este verano, tendrás muchas oportunidades para descubrir los pasos agigantados que se están dando para abrir las ventanas de la ciencia. El 29 de mayo en Utrecht tendrá lugar el primer Open Science Barcamp de los Países Bajos. Será un nuevo tipo de conferencias, sin estructura predeterminada de sesiones y que se parecerá más bien a un ‘open-mic’. La idea es que tanto el formato como el contenido sea abierto y que cualquiera pueda tomar el micrófono y proponer un tema de discusión colectivo. Este nuevo tipo conferencia permite una mayor interactividad y menos artificialidad, y promete cambiar cómo se comunica la ciencia (si te interesan las alternativas sobre cómo comunicar tu ciencia, simplemente coge una caja y súbete a ella). No obstante, el OS sabe convivir con formas más tradicionales de plataformas de comunicación: el 27 de Agosto en Wageningen tendrá lugar el National Open Science Festival. No te lo pierdas si quieres estar al día de las últimas iniciativas de OS. El movimiento de Open Science tiene raíces profundas en los Países Bajos. Sea por la tolerancia holandesa, la apertura al extranjero, o la iniciativa de sus universidades. El OS promete cambiar cómo se entiende y practica la ciencia. Tal vez algún día, cuando ya haya más ventanas abiertas, Open Science pasará a llamarse simplemente Science.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.